https://www.facebook.com/kaunisroheline You can (not) do it all | Safety In Solitude

entradas por etiquetas

17 de enero de 2015

Memorias animadas de ayer y hoy (notas para CutOut Fest)

He aquí algunas breves notas que escribí para CutOut Fest acerca del arte digital entre otras cosas (empezando desde la página 3):



La mayoría son instalaciones creadas a partir de códigos de programación, circuitos, luces dinámicas e inigualable ingenio creativo, ai para quien le lata.

:^)

27 de septiembre de 2014

Revista Ouroboros

A principios de este año se abrió la convocatoria para participar en la 3º edición de la revista Ouroboros, la cual es publicada semestralmente por la Facultad de Bellas Artes de la UAQ. Tenía conocimiento de ella desde el año pasado ya que habla de cosas que me interesan bastante: artes visuales/tecnológicas, educación, entre otros temas de la cultura digital.

Así que viendo la convocatoria decidí meterme "pa' ver qué pasaba". El resultado fue todo un éxito; fui seleccionado para que mi artículo titulado Homo Techno Sapiens (muy creativo, eh) apareciera en la revista dedicada a los temas del arte, tecnología y educación.

La presentación de la revista fue en dos ocasiones: la primera muy insulsa en la cafetería de BA y la 2ª en la hermosa Biblioteca Pública de San Miguel de Allende.


A quien le interese el arte y su futuro como herramienta para educar, recomiendo ampliamente obtener la revista, no sólo porque un texto mío aparece allí, sino porque incluye muchos más artículos con diferentes puntos de vistas acerca del estado actual del arte digital y el ilimitado potencial que podríamos sacarle para educar al mundo, además de que tiene imágenes muy pinches chidas.


La revista la pueden encontrar en la librería de la UAQ y creo que en otras librerías pero desconozco cuáles, e igual en su formato digital.

26 de junio de 2014

Estela de Círculos

Un programa simple que tenía guardado de los cientos que aún no termino :D

Pasa el mouse por encima... Si no se puede, actualizad la página.

¡Cuando haces click cambia de colores! :O


5 de abril de 2014

El formato Pono es una estafa

Pono es un "nuevo" formato de audio que reproduce archivos en una calidad de 96 kHz/24 bit o a 192 kHz/24 bit PCM. ¡Impresionante! ¿No crees? Actualmente estamos habituados al uso del MP3, que es el formato estándar para la distribución de música por internet. Tan sólo para comparar, el MP3 cuenta con una calidad de, en su máxima virtud, 320 kbps. Es muy poco comparado con el fastuoso e innovador Pono, ¿no? 320 kbps contra 192 kHz/24 bit PCM. Es obvio quién gana aquí.

Lamentablemente mucha gente se deja engañar por los números y palabras raras. Si ven algo que no entienden, lo toman como algo que "tiene que ser científico, ya que no lo entiendo". Sin embargo, tal jerga informática es de fácil comprensión cuando uno se zambulle, aunque sea poco, a su definición. Básicamente, 320 kbps (kilobytes por segundo) quiere decir cuántos bits de información es capaz de reproducir por segundo el archivo (y leer la computadora). Por ejemplo, tenemos que un MP3 de 320kbps es capaz de reproducir 320 kilobytes de información por segundo. Es casi similar a lo que usaba un módem en aquellos tiempos en donde el teléfono hablaba robot cada vez que te conectabas al internet de Aol.
 El MP3 también puede reproducirse a a 256, 160, 128, etc., siguiendo un patrón binario descendente. ¿Pero en sí por qué hay diferentes calidades de MP3? Porque el MP3 surgió como un método para comprimir audio. Es por eso que estalló la venta por internet de música; el espacio de almacenamiento que requiere es mínimo, y, por ende, es más fácil y rápido transmitirlo por internet. En tiempos remotos, la música se grababa en vinilos, pasando por los tapes/cassettes, pasando por el CD y terminando en lo digital. En este último, el archivo con mayor calidad posible es el WAV. Pero, dado que ocupa demasiado espacio, es poco práctico para su distribución (salvo algunas excepciones). Como mencioné, 320 es la máxima calidad de un MP3. En sí, mientras menor sea el bitraje, más lo-fi sonará el audio, y, pues, menor será su peso. ¿Pero, esencialmente, qué hace el MP3? Lo que hace es muy simple: filtra las frecuencias inaudibles del archivo de sonido (ésto es, lo que sea menor a 20Hz y mayor a 20kHz [hz=frecuencia de una onda, entre más lenta, más grave el sonido; entre más rápida, más agudo el sonido). El oído humano, relativamente, es tan sólo capaz de escuchar sonido dentro del rango de 20hz a 20kHz (por eso los ecualizadores tienen ese mismo rango).
Para demostrarlo, he aquí unas cuantas fotos:


Tim Hecker - The Piano Drop (versión WAV [sin entrar en detalles])
Tim Hecker - The Piano Drop (versión MP3 a 320)

El espectograma que usé fue el iZotope Iris. Dado que sólo acepta archivos WAV, tuve que convertir el MP3 a WAV. De WAV a MP3 filtra las frecuencias inaudibles. De MP3 a WAV, no hace absolutamente nada más que intuir espacio, y, por ende, agrandarlo.

En las fotos podemos ver la diferencia entre un archivo sin comprimir (WAV/FLAC) y un archivo comprimido (MP3). Sí, se nota que desaparece una considerable cantidad de información en el MP3, pero ¿lo podrías notar? No sé quién seas, pero realmente creo que no. Por cuestiones evolutivas, nuestro cerebro omite esa información, aunque, técnicamente, esté allí. Así como nos sucede con nuestros ojos, que no podemos ver el calor ni ondas infrarrojas, pero existen y están entre nosotros. Muchos audiófilos aseguran ser capaces de escuchar tales frecuencias, que con equipo especializado y buen oído, etc.. Igual, muchos videntes aseguran hablar con los muertos, con cualquier bola de cristal. Es realmente poco probable  que alguien (que sea humano) puede escuchar más allá de 20kHz y menos de 20hz. Es así como funciona el MP3.

Ahora, hablando del Pono. Pono básicamente es un rebrand (y me atrevo a decir comercial) del formato FLAC. La diferencia entre un FLAC y un WAV es que el FLAC comprime (no sé cómo, aún) de una manera al archivo para reducir ligeramente su tamaño. A diferencia del MP3, que lo reduce drásticamente. Sin embargo, entre un WAV y un FLAC, la calidad del sonido es la misma. Entonces, ahora que sabemos que el Pono es un FLAC, ¿por qué llamarle Pono? En mi humilde opinión, porque la gente detrás de Neil Young busca crear un nuevo negocio con el formato FLAC. Así como lo hizo Dr. Dre al vender sus Beats, a base de mercadotecnia/mentiras, lo que buscan con el Pono es instaurar un nuevo sistema de venta digital de música, tomando el "oh, máxima calidad del sonido, superior a tus mediocres y llanos MP3es" y así, pues, obtener ganancias a base de la ignorancia de la gente. Ésto último no es novedad, ya que, retomando los Beats; a pesar de que "suenan bien", no son los mejores, como muchos "artistas" lo hacen ver. En el caso de Pono, tomaron a Neil Young como la cara del "cambio musical que tanto anhelan los audiófilos".
En pocas palabras.... No, Pono no suena mejor que un MP3 a 320kbps. Tampoco es "diferente" ni "nuevo", dado que es un WAV/FLAC. Los números esos de 192kHz PCM bla, bla, bla, bueno, los FLAC lo usan, pero aún así es totalmente inaudible la diferencia, a menos que a tu perro o murciélago mascota le guste el k-pop y metal que tanto escuchas.

Además, creo que los desarrolladores de Pono no tienen en cuenta algo muy importante... los audífonos. Como dije, el consumidor ignorante es el target de Pono. ¿Pero cómo esperarían que escuchasen la calidad del sonido si la gente sigue usando los auriculares que venían en el iPod, o los de de celular, o los Beats del tianguis? Es como tratar de ver un canal "HD" con una televisión estándar. La calidad de los audífonos cuentan mucho si uno realmente se cree melómano/audiófilo.

Además, el diseño del "reproductor oficial del Pono" es horroroso.

Y es por ésto que el Pono es tan sólo otra estrategia de negocios y marketing. Escribo este post para que la gente no caiga en la trampa.

Acepto comentarios, críticas, sugerencias.

:)

9 de marzo de 2014

Gif glitch


Prueba de un gif que hice. Lo modificaré en un futuro para que no pese tanto; se vea mejor y la animación sea un poco más fluida y no tan caótica. La imagen que usé es una que hice como hace 6 años.





Licencia Creative Commons
Estas obras de Óscar A. Montiel están bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.